Cositas realizadas en el Hospital

Examen del piecito
Examen de corazoncito
Examen de los ojitos

La “prueba de piecito” (newborn screening) se efectua en todos los recién nacidos en los Estados Unidos. Con este examen se pesquizan la presencia de 31 enfermedades en total.

Aproximadamente  1% de los niños nacen con  defectos congénitos del corazón. 0,2% de estos casos son críticos, asociados con un alto riesgo para la vida y requieren intervención médica inmediata. Todos los recién nacidos se someten a una prueba sencilla en el segundo día de vida en la que se mide y se compara la oxigenación de los extremidades superiores e inferiores.

La “prueba del ojo” se realiza en todos los bebés como una parte estándar del examen físico del recién nacido. Esta prueba busca anomalías en la parte interna del ojo del bebé.

Examen de Audicion
Examen de Bilirrubina
Vitamina K

De cada mil recién nacidos, 1 a 6 sufren de deficiencia auditiva. Si la deficiencia auditiva se detecta y se trata rápidamente, los posibles problemas asociados pueden prevenirse o minimizarse. Por esta razón, se recomienda que todos los recién nacidos tengan su prueba de audición hecha antes de un mes de vida.

Los recién nacidos tienen un aumento fisiológico transitorio de la bilirrubina después del nacimiento. A veces, este aumento es exagerado y puede estar asociado a alguna patología. La determinación de los niveles de bilirrubina es rutinariamente hecha a todos los niños en torno a 48 horas de vida antes de salir del hospital.

A veces, los recién nacidos nacen con bajos niveles de vitamina K. Esto predispone al sangrado, que puede ser evitado por la administración intramuscular de vitamina K después del nacimiento.

Vacuna contra la hepatitis B
Prevención de la Conjutivitis Neonatal

La primera y única vacuna administrada al recién nacido es la de hepatitis B. La primera serie de vacunas que incluyen la segunda dosis de la hepatitis B son administradas luego de las 6 semanas.

La eritromicina se aplica a los ojos del bebé inmediatamente después nacimiento para la prevención de la conjuntivitis neonatal, una infección que puede causar pérdida de la visión.